jueves, 18 de diciembre de 2014

ELITE DE FE SOCIAL

La potencialidad de la fe cristiana ya tiene su génesis histórico y su definición social. De la elite del cual titula este artículo, data y está basada también en determinaciones del mismo evangelio. Porque la vanagloria es una fe lucrativa en lo personal. ¡Pero juzgadamente! muerta ante el juicio del pueblo de Dios.
Totalmente aterrizado sobre la realidad en nuestro diario convivir comunitario, ya en el escenario político, es que pensamos igual –aquí trato de interpretar consolidadamente la fe de otros ciudadanos colombianos- quienes mostramos optimismo moderado en la finalización del conflicto armado, vía de diálogos en la Habana.
Acompañamiento y apoyo ciudadano que no es una ciega o novatada confianza en la contraparte beligerante de la guerrilla Farc, ¡No! De ninguna manera. Es la ambientación atmosférica humana y pacifista las que nos mueve el piso.

¡Ahora! para frenar un poco e humanizar la controversia, por los frutos en la reconciliación a que lleguemos  acercándonos a la pacificación de nuestros pueblos, ahí, nos conocerán y nos juzgarán.
Hilando por el mismo lado: El secretario de Estado de EE.UU, John Kerry, pidió recientemente  al presidente Santos acelerar las conversaciones de paz con las Farc y elogió la valentía y el coraje del Mandatario para afrontar un conflicto que podría cuestionar su liderazgo.
Afirmó que su país siempre apoyará el objetivo de llegar a una paz negociada, pero esto no es fácil porque hay críticos y hay gente que quiere hacer que esto retroceda. Para Kerry, si se logra la paz se van a desarrollar potencialidades más allá de las fronteras colombianas.
Según el funcionario, Estados Unidos contribuirá en la etapa postconflicto a fortalecer las instituciones de justicia, una reforma agraria, la lucha antidroga y la desmovilización de combatientes. Prensa.

Que no nos matemos internamente a plomo ya es un logro. Pero no menoscabando el esfuerzo, la valentía política ya que el presidente Santos puso su carne electoral en el azadón de un juicio ciudadano ante una posible desaprobación mayoritaria, si llegase a fracasar en el intento de los diálogos en la Habana.
La paz duradera lleva muchos más ingredientes socio-económicos y de justicia que cualquier desprevenido ciudadano puede interpretar y refutar ante una firma al fin del conflicto con las Farc.
¡Ahora! La crítica constructiva es un aderezo fundamental para desvanecer las pasiones e ir reforzando el debate; como se dice: No todo lo que brilla es oro.

Finalizar el conflicto armado no es para acabar las discrepancias ciudadanas y sus diversas ideologías políticas; sino es la creación de un escenario plural democrático, en donde el que mejor proponga ideas sociales, económicas y culturales,  masifique y consolide pueblos,  ese, o mejor esos, sean quienes nos dirijan como pueblo civilizado y próspero en justicia y equidad.
Al parecer la valentía y el coraje político del presidente Santos, que hace referencia John Kerry, Secretario de Estado de los Estados Unidos; contagió de esta manera con una coherencia política continental; ya que así lo asumió su presidente al restablecer relaciones diplomáticas con el gobierno Cubano.

El mismo presidente Obama quien además reconoció la importante mediación del Papa Francisco; Hecho que evidencia el recorte de la distancia entre el servicio social de una fe cristiana laboriosa comedidamente con el compromiso socio-económico político que nos rige.
Esta elite de fe social es inversa a la exclusión congénita. Esta integra justa y civilizadamente a los pueblos.

_Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a mí en oración, y yo los escucharé. Me buscarán y me encontrarán, porque me buscarán de todo corazón. Sí, yo dejaré que ustedes me encuentren, y haré que cambie su suerte_ Profeta, Jeremías, Cap.29
Saludo, Julio.

jueves, 4 de diciembre de 2014

LOS DISCURSOS SIN FUSILES

Timochenko, lanzó duras críticas a Santos por su viaje a Europa. Santos quien destacó el papel futbolístico de James y Bacca, hablando de ellos como la expresión de una Colombia alegre, próspera y con fe en su futuro. Los colombianos hoy entran a las elites de la excelencia como proyección de un país moderno que pisa fuerte en los escenarios globales, afirmó.
El país del Presidente no coincide con el que habitamos millones de sus compatriotas. Si nos atenemos a las manipuladas cifras de quienes sobreviven en condición de miseria absoluta y pobreza, eso solo bastaría para demostrarlo. Según las mediciones establecidas, aquellos que ganan el salario mínimo son potentados, pues sus ingresos están cinco veces por encima de los indicadores de pobreza.

Son las artes del pensamiento neoliberal, como el índice de crecimiento de la economía, que debe hacernos felices, sin que se repare en que la distribución de semejante riqueza colectiva se destina a unas cuantas manos.
Por ser más alto que en los Estados Unidos y Europa, nos quieren hacer creer que somos más ricos que ellos, aun cuando son sus transnacionales las que se llevan la mejor tajada. Para que las élites de la excelencia puedan pisotear con libertad el país de James y Bacca. Prensa.
Entre muchos personajes  en nuestra historia dentro de la sociedad política colombiana la grandilocuencia en su alegre discurso retórico no ha faltado en ningún escenario institucional de la política, llámese en su orden ascendente: Concejo municipal o distrital, Asambleas departamentales y Congreso de la República y, de acá, mucha grandilocuencia ha escalonado en  el poder Público,  lo Ejecutivo y hasta lo judicial.

Y como somos una sociedad multi-diversa, que además fuera de esta grandilocuencia legal e institucional, también aflora la grandilocuencia retórica de quienes desafortunadamente aún están en la lista negra  al margen de la ley, a los insurgentes armados y criminales, y la grandilocuencia justificada quienes sufrieron -a falta de espacios garantizados en democracia- la persecución política e ideológica y que deambularon en el péndulo entre el exilio y el exterminio.
Personajes intelectuales vivientes que aún ven la reconformación de un Estado socio-económico diferente al actual.  Según algunos grandilocuentes retóricos, como el caso de Timochenko, por tomar un ejemplo, que ahora quieren  ser protagonistas en democracia en la reconformación de un Estado  incluyente y con justicia social. ¡Que por esta benevolente ideología política no han de ser condenados!

Entonces que hoy sigamos siendo una sociedad latina en altos grados de pobreza y miseria, no ha sido por falta de conocimiento intelectual político y económico, sino por una lucha elitista encarnizada hacia la apropiación del poder político en el protagonismo y el beneficio material intestinal singular mezquino y convencional  de los seres humanos.
En lo grandilocuente del discurso la tarea titánica fallida ha sido el NO poder lograr encausarlos a la gran mayoría para una representación activa social civilizada e institucionalizada.
Justo y necesario reconocerlo, que han habido luchas interminables infructuosas, minorías personalidades aun vivientes dando la batalla. Otras ausentes en la actividad por la falta de garantías por el accionar de la violencia. Y otras mártires por las mismas causas criminales ya concebidas.
¡Ahora! Sobrepasando la comedia: Ya muerto el Chapulín colorado.  ¡Es la hora salvífica de encausarnos hacia la reconciliación y el progreso social garantizado en la  elite de la fe por la justicia social!


_Los profetas, antes que naciéramos tú y yo, anunciaron guerras, calamidades y peste contra numerosas naciones y reinos poderosos. Pero cuando un profeta anuncia prosperidad, solamente si se cumplen sus palabras se comprueba que realmente el señor lo envió_ Profeta, Jeremías, Cap. 28.
saludo, Julio.

jueves, 6 de noviembre de 2014

GOBERNABILIDAD EN EL POSTCONFLICTO



Para quienes tenemos la honrosa labor de hablar en la siempre constructiva fe cristiana; a mí por ejemplo –Gloria a Dios- para nada se me complica el escribir, con mesura optimista, sobre el escenario político del postconflicto colombiano. Alejado de cualquier apasionamiento sistemático, será largo y pedregoso. Creo firmemente que la fe será un factor determinante en esa política.
La columna vertebral de este nuevo aparato político, será sin dudarlo, la gobernabilidad en la Administración Pública elegida por la vía democrática, específicamente: gobernaciones y alcaldías; Razón por la cual, es menester como ciudadano activo el trabajar desde ya sobre la opinión pública, específicamente hacia el nicho del escepticismo.
A un año de las elecciones regionales, los liberales, el partido de la U, y Cambio Radical buscan un acuerdo para ir en coalición a esos comicios. El acuerdo sería solo para alcaldes y gobernadores, caso en el que la ley permite que los candidatos sean avalados por diversos partidos a la vez. Partidos de coalición tranzan para enfrentar al Uribismo en próximas elecciones. Conservadores dicen que podrían concurrir en esa alianza con miras a comicios locales y regionales.
Aunque los conservadores no forman parte de la coalición de gobierno, podrían coincidir con los partidos de la coalición en algunas regiones.
Vamos a hablar con todos los partidos, con independencia. En algunas regiones coincidiremos con la Unidad Nacional, en otras con el Centro Democrático, y en otras nos enfrentaremos a ellos, dijo David Barguil, jefe de esa colectividad. Prensa.
Independientemente de la puja política y partidista normal de estas confrontaciones ideológicas legítimas en democracia, solo el pueblo en su conjunto espera que sus recursos públicos sean bien gestionados y ejecutados con justicia social, centro esencial de toda administración pública; que es a su vez un desafortunado revés generalizado, siendo más escaso en unas regiones más que en otras.
Han demostrarse nuevos rostros joviales políticos en aspiraciones a gobernaciones y alcaldías específicamente y, han de presentarnos un discurso con conocimiento a la causa pública y acorde a la realidad política, y tendremos otros  discursos más visionarios dentro de sus Planes de Desarrollo Regional conforme a los próximos Presupuestos para la Paz, para la consecución de más inversiones sociales para lograr minimizar los impactos antisociales que han creado  en nuestras comunidades estos altos índices de desigualdades sociales aberrantes y de violencias sistemáticas creadas conjuntamente por el conflicto armado y por la desidia e ingobernabilidad política.
Porque los que han de ganar elecciones populares, además de mostrar su apariencia para garantizar gobernabilidad institucional para todos sus habitantes, deberán velar por la reparación integral de las víctimas del conflicto en cada una de sus áreas de gobernabilidad, y no obedecerá a ningún interés al color partidista que fuese elegido dicho gobernante.
El llamado preelectoral es para los líderes de los movimientos políticos de cada una de las regiones colombianas; contribuyendo ellos previamente a un punto de encuentro al consenso de coaliciones electorales para que los planes de gobernabilidad local de sus aspirantes sean afines a la agenda pública nacional para la pacificación del país.
Como no solamente de pan vive el hombre. Y como no solamente de recursos materiales se requerirán para el área postconflicto para reparar a las víctimas; vamos a requerir de mucha acción de fe, esto es: de tolerancia, atención y servicio social. Luego para entonces, estas líneas de opinión propositivas tendrán un paso adelante. Por supuesto ¡Gloria a Dios!
_Pueblo de Sion, que vives en Jerusalén: ya no llorarás más. El Señor tendrá compasión de ti al oír que gritas pidiendo ayuda, y apenas te oiga, te responderá_ Profeta, Isaías, Cap. 30.
Saludo, Julio.

viernes, 24 de octubre de 2014

CURANDONOS CON LA FE

Grandes obras criticadas que hoy enorgullecen a Colombia. Obstáculos que superaron otras ciudades le dan buenas señales a Bogotá para impulsar el Metro.
Los estudios para construir la primera línea el Metro de Bogotá, divulgados recientemente y que levantaron diversas críticas hacia el proyecto, recordaron otras grandes obras del país de las últimas décadas, duramente criticadas en sus inicios y que hoy se han convertido en símbolo del progreso en otras grandes ciudades.
Le decían, elefante blanco, y hoy moviliza a 770.000 personas, esto sobre el Metro de Medellín. Hasta Gabriel García Márquez, catalogó el Centro de Convenciones de Cartagena de Indias como un, esperpento, además de marchas sindicales y de rechazos de buena parte de la ciudadanía en todos los estratos.
A los metrocables nadie los quería asegurar, en Medellín, que en esos momentos era la más violenta e insegura. El Aeropuerto José María Córdova, ubicado en Rionegro, fue azotado por las críticas, principalmente de sectores ambientalistas. Y por último: En Cali, sus administraciones públicas, sacaron adelante proyectos que tenían 24 años de ideado, entre ellas: En mayo de 2013 fue inaugurado el túnel de 980 metros de longitud, considerado el más largo en áreas urbanas colombianas. Recortes de prensa.
Podría guardarme tristemente un resentimiento de exclusión regional local al leer estas notas de la prensa capitalina en donde se reseñan grandes obras colombianas arquitectónicas, pero no encontré entre las que resaltan estas notas periodísticas, alguna de acá de Barranquilla, o las ignoraron, o no las han ideado, o mucho menos construido. Para bien nuestro, abogo que sí las tenemos, y que  hayan sido ignoradas por este periodista.
Pero lo que anhelamos quienes habitamos esta ciudad, es la imperiosa obra para la canalización de los arroyos, que traen para habitantes y visitantes, pánico y temor de muerte. Indudablemente que las últimas y conjuntamente las administraciones públicas Distritales y Departamentales vienen mostrando resultados de gestión y saneamiento fiscal. ¡No obstante! Seguimos en años luz de atraso en desarrollo de infraestructuras y rezago social. Nada social por festejar. Aun sobre los esfuerzos mostrados.
Pero al recoger estas notas periodísticas no fueron, ni son, ni serán con la intención de crearme sentimientos negativos y resentimientos regionalistas, mucho menos reproducirlos a la opinión pública; todo lo contrario, lo voy a trasladar a un tema álgido y coyuntural en bien de toda la Nación, como lo trató de hacer el periodista capitalino para impulsar la obra local del Metro de Bogotá.
Lo voy a tratar de involucrar o socializar con el actual proceso para finalizar el conflicto armado en Colombia.
La lógica está dada y basada en la confrontación de debates regionales y nacionales, dispersos en críticas entre las constructivas y las irracionales. Que las primeras han de llevarse para que el proceso en la Habana, sea lo más exitoso posible.
Ya en el análisis de la fe hacia el postconflicto. Es la construcción no de las infraestructuras construidas para las obras del cemento, sino la construcción de unos mínimos de seres humanos racionales y defensores de hecho sobre los fundamentos sagrados de los Derechos Humanos.
Desde luego que el Presupuesto estatal de la guerra en su confrontación bélica muchos se benefician económicamente. No se requiere intuición alguna, para que desde ya prever y cerrar filas, ante quienes ocultamente ya hacen cuentas para sacar ventaja en el Presupuesto para la Paz.
¡Fe por justicia! Control político y activismo ciudadano.
_Cada uno de ellos será como refugio contra el viento y protección contra la tempestad, como canales de riego en tierra seca, como la sombra de una gran roca en el desierto_ Isaías, Cap. 32
Saludo, Julio.

viernes, 17 de octubre de 2014

ENFOQUE HACIA EL CAMPO

Moverse hacia los países y la comunidad internacional, es la tarea postconflicto que el gobierno del presidente Santos ha implementado en la búsqueda de mayores recursos económicos, con fe en la terminación del conflicto armado con la guerrilla de las Farc y, posteriormente con el ELN.
Ya se están delineando pormenores en el Departamento de Planeación Nacional para la implementación de programas regionales en donde el campo es el polo de desarrollo para la inversión de estos nuevos recursos económicos. Lo que salta a la vista; ya conseguidos una buena parte de estos rubros, es quienes van a administrarlos en cada una de las regiones asignadas.
Bien ha implementado el presidente Santos, de que estas conversaciones en la Habana están previamente sustentadas bajo la lupa de anteriores errores para aprender y corregir del pasado y llevar a una aceptada negociación en la actualidad.
Entonces el discurso sobre estas nuevas inversiones para la Paz, como derrotero del gobierno Santos, tal discurso y asignación de partidas económicas para la inversión social debe ir irrestrictamente acompañada con el seguimiento y el acompañamiento de todos los órganos de control en cada región designada para tal fin. La tarea inversionista primordial es el campo. Leamos esta nota periodística al caso en mención:
Gobierno Santos, tras lotes de engorde para proyectos productivos. Busca activar 6 millones de hectáreas. Quien no acceda a producir perdería dominio del bien.
Esas tierras, ubicadas en su mayoría en La Guajira, Vichada, Meta, Putumayo, Guainía, Cauca, Tolima y Casanare, harán parte de las nuevas zonas de interés de desarrollo rural y económico (Zidre).
Se trata de áreas aisladas de los centros urbanos, con muy poca población e infraestructura y altos índices de pobreza, que el Gobierno seleccionará para desarrollar proyectos de todo tipo, especialmente alimentario. La Oficina de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, manifiesta que Colombia está entre los seis países del mundo con mayor reserva de tierra apta para producir alimentos.
Como resultado de la socialización con varios estamentos, ya se le han hecho algunos ajustes, con los que se busca garantizar que la elección de los predios sea solo técnica y esté sustentada con estudios y conceptos de universidades.
Revolcón en 15 artículos. El proyecto de esta ley fue radicado por el Gobierno en la Comisión Quinta de la Cámara, en donde será inicialmente debatido.  Prensa.
Se dice y se sabe históricamente que el papel aguanta todo, sobre todo que nuestra sociedad está reglamentada por un sinnúmero Constitucional de leyes y normas estatutarias; entonces el escepticismo siempre será un acompañamiento intrínseco en la ciudadanía y en un gran grueso de la opinión pública, más aun, en la oposición democrática legítima al gobierno de turno. ¡Un tal! Control político le llaman.
Nota general: El escepticismo ciudadano y de la opinión pública, también involucran las labores de los órganos de control estatal. En donde la corrupción pública en muchos casos, los corroe, y estos, a aquellos.
La deuda social histórica de este país está en el campo; no es nada nuevo por descubrir o investigar y, sus soluciones  deben ir encaminadas hacia este sector de la tenencia de la tierra, la producción y su comercialización debe estar en su enfoque.
Hoy la gran preocupación social del mundo es la epidemia mortuoria del ébola. Nuestra sociedad ya antes gime por la intolerancia criminal y lo corruptible que nos aflige en décadas. ¡Ya es hora de nuestra cura!
_En aquel tiempo se abrirá un manantial, para que con él puedan lavar sus pecados y su impureza los descendientes de David y los habitantes de Jerusalén_ Profeta, Zacarías, Cap. 13
Saludo, Julio.

martes, 14 de octubre de 2014

SOCIALIZAR SOBRE LA CULTURA

Generalizando sobre una desafortunada mala generación en esta la colombianidad de las malas prácticas cívicas y ciudadanas. Ya que en niveles de comportamiento ciudadano y cívico, es decir; lo que además tenemos y lo que somos eso lo exportamos. Les corroboro en esta nota de prensa:

La trampa de 242 colombianos para conseguir nacionalidad en España: Autoridades afirman que los implicados compraron sus credenciales hasta por 5.000 euros.
El, modus operandi, se basaba en usar partidas de nacimiento de emigrantes españoles fallecidos. Primero, la organización conseguía esos certificados, luego utilizaba esos datos para hacerlos pasar como padres de sus clientes, quienes, al final, solicitaban la nacionalidad de ese país europeo por el parentesco.

Los delincuentes, según las autoridades, usaban documentos colombianos originales, -cédulas de identidad, partidas de nacimiento y partidas de bautismo-, para acreditar el vínculo familiar entre el ciudadano español fallecido y el colombiano emigrante. Una vez en posesión de dichos documentos, la organización inscribía a las personas interesadas en el Registro Civil del Consulado español de Cartagena, con la finalidad de recuperar la nacionalidad española, explicó la Policía de ese país.

Pero ahí no terminaba la jugada ilícita. Una vez inscritos en el Registro Civil español, solicitaban el pasaporte, se establecían fraudulentamente y, además, solicitaban la reagrupación de otros ciudadanos colombianos de su familia, en calidad de familiares de ciudadanos comunitarios. Prensa.
Quienes soñamos y estamos insoslayablemente prestos a trabajar con convicción de fe de que si podemos reconstruir una sociedad colombiana más digna, esto es, plenamente educada y con valores. ¡Entonces! la nota anterior no nos hará involucionar.

Tenemos que ser astutos en cuanto a la fórmula ciudadana a realizar como una estrategia mutante la cual nos debe  conllevar a una gran dosis de paciencia en su aplicación y luego mantenimiento y sostenimiento de la conducta legal humana. Perseverancia si la discusión sobre un nuevo cambio ciudadano solo se basaría negativamente en que: Loro viejo no da la pata.

O tendríamos que resignarnos y esperar a que esta generación muera y, que nuestras jóvenes mujeres colombianas engendren esa generación de la cual soñamos construir y ser parte activa de ella. Confieso. Mi fe es de la primera opción. ¡Discusión abierta!

¡Ahora! Resulta bien paradójico, incomprensible además, que quienes más cuidan y defienden nuestra naturaleza; sean ellos, la raza aborigen, quienes la misma naturaleza se ensancha en castigar indiscriminadamente.

Hago referencia a las recientes  arremetidas de la naturaleza en contra de nuestros indígenas colombianos, que con tormentas eléctricas y alud han matado a algunos de su gente. En cambio quienes deben ser castigados por el mal uso a la tierra que vienen deteriorando el medio ambiente en su tala de árboles indiscriminadamente entre otros abusos; -castigo que de por cierto así lo interpretan sus líderes y sabios espirituales- abusadores en contra de las buenas prácticas del medio ambiente, pero resulta que para esta misma naturaleza, estos mal hacedores, son invisibles para su castigo.

Castigo que de ser justo, otros seres humanos, deberían –o deberíamos por omisión- ser los hoy damnificados. Ilógicas entre nuestro entender y comprender. Ante la lógica misteriosa de la  vida.

Pero riesgo individual ante la muerte tenemos todos sin excepción alguna; lo que no podemos obviar es una corresponsabilidad como unidad de familia y como comunidad en la construcción de políticas públicas y normas de convivencia que nos permitan que nuestra generación humana trascienda en los tiempos. Ya como creyentes, adicionémosle mayores responsabilidades. 

_Yo había decidido castigar a los antepasados de ustedes cuando me hicieron enojar, y mantuve mi decisión. Ahora en cambio, he decidido hacerles bien a Jerusalén y Judá_ Profeta, Zacarías, Cap. 8.
Saludo, Julio.

sábado, 4 de octubre de 2014

CON LA CULTURA CIUDADANA



Si algo tiene de importancia y fundamento esencial existencialista de la opinión pública es la promulgación de la cultura ciudadana; es un trabajo que toca redoblar ante un ambiente inculto de la ilegalidad como lo es la nuestra.  
Un dedo en la llaga, resulta que recientemente; en la colisión de  dos lanchas en el Amazona entre una embarcación nacional y una extranjera, se ha determinado que la extranjera cumplía con las normas legales de su país, mientras la colombiana incumplió en los procedimientos legales locales y, el saldo accidental fue la muerte de una estudiante colombiana. Acá predomina la cultura de la muerte, que es sinónimo de ilegalidad o atajo a las leyes, normas y procedimientos establecidos.
El presidente Santos instaló la Conferencia Internacional de Cultura Ciudadana: Cultura y Construcción de paz, en Bogotá. El evento es organizado por Antanas Mockus y busca aportar elementos a la construcción de una cultura de paz como preparación a un eventual posconflicto.
Cultura ciudadana es camino para consolidar la paz: Santos. El Presidente pidió, antídoto, contra la violencia. En la presentación, Mockus destacó las bondades de buscar una paz negociada y dijo que: si la gente se conversa entre sí se vuelve menos violenta y menos tramposa.
Tenemos que ser realistas: la mayor parte de las muertes y de las lesiones que sufren los colombianos no se deben al conflicto armado, ni siquiera al crimen organizado sino a riñas y enfrentamientos en los barrios, dijo Santos. Prensa.
El costo de la ilegalidad y la maña es el penoso resultado de convivencias intolerantes y contrarrestadas cada vez más por los procedimientos de los Códigos de Policía; el cual acaban de promulgar para tratar de minimizar a punto de garrote punible a una sociedad cada vez más insensible y propensa al crimen organizado, la violencia intrafamiliar y al hurto y su facilismo para conseguir un bien material.
Esto se traduce en: más normas, más instituciones, más jueces, más procesos judiciales y menos eficacia y más impunidad, más centros de reclusiones, más centros hospitalarios, más morgues y más cementerios y, en la cruda realidad, menos seguridad y más desconfianza entre el roce social del uno con el otro en la calle, la escuela y el trabajo entre otros sitios.     
Antanas Mockus es el símbolo metodológico y académico para impartir cultura ciudadana; porque ante la infortuna pérdida entre nuestra sociedad de la capacidad del asombro por la creciente epidemia que genera la intolerancia y el atajo a las normatividades, al estratégico Mockus habría que replicarlo cuantas veces sea necesario.
Porque el garrote parece ofrecer mejores beneficios sancionatorios económicamente para la burocracia, administrativamente hablando. Ya que sean detectados imposiciones en algunas entidades policiales, cuotas sancionatorias establecidas que han de cumplirse, sumándole el rigor de la norma establecida y el falso positivo para completar la designación de la cuota de cumplimiento.
Dentro de lo que hace sobresaliente a un gobernante, está su capacidad sabia para dirigir,  delegar y dirimir los grandes desafíos sociales y de convivencia de sus gobernados.
Nuestros gobernantes colombianos requieren un toque adicional de sabiduría para entrar a la historia universal, o, crearla si es que no la poseemos entre quienes han gobernado regional o nacionalmente esta mal querida patria.  
Desde luego que la desocupación de la gente trae preocupación y malos pensamientos y proliferación de vicios. Un antídoto. Justicia Social ¡El gran reto cultural de este gobierno postconflicto del presidente Santos!
_Esto les digo acerca de la sabiduría: Adquiéranla gratuitamente, sométanse a ella, acepten las tareas que les impone. Ella está cerca de quienes la buscan; el que se empeñe la encontrará_ Eclesiástico, Cap. 51.
Saludo, Julio.